NOTA DEL AUTOR

PARA TODOS LOS HOMBRES DEL MUNDO QUE QUIERAN HABITAR EL SUELO ARGENTINO

Esta frase, extractada del Preámbulo de la Constitución Argentina de 1853, define uno de los más afortunados pasos dados por este país en toda su historia.

Poéticamente, sus autores definen así un ambicioso proyecto geopolítico imaginado por hombres inteligentes y conocedores de la situación del mundo de la época.

Para ese mundo en expansión, la oferta de una Argentina despoblada fue algo providencial y muchos de sus habitantes se lanzaron a la conquista del paraíso.

Para nuestra incipiente República, la llegada de miles de mujeres y hombres necesitados y ambiciosos, fue el comienzo del período más extenso y vigoroso que recuerda el crecimiento de la población y la riqueza nacional.

Todo se resolvió con una generosa y oportuna frase.

Poéticamente expresada y geopolíticamente acertada...

Esa determinación fue el principio de nuestra sociedad actual, que se desarrolló impensadamente, poblando el país de variadísimas cruzas de etnias y nacionalidades.

A diferencia de otros países donde las colectividades se agrupan en barrios, aquí deben hacer un esfuerzo para mantener sus costumbres y no ser absorbidas inexorablemente por una fuerza que se realimenta a si misma.

Argentina ha metabolizado, si cabe la expresión, todas las culturas de las que se nutrió durante el proceso de inmigración.

Este fenómeno merece ser contado pero, en mi opinión, no por escritores y mucho menos por quien, como yo, no lo es.

No necesariamente como un relato con personajes reales involucrados en una trama bien pensada.

Mejor es que las personas mismas, o sus descendientes, nos cuenten de donde vienen, con que otras familias se enlazaron en matrimonio, quienes son sus hijos, las anécdotas que los emocionan...

Nadie mejor que ellos sabe de las familias que poblaron la histórica y Muy Noble y Leal Villa de Nuestra Señora de Luján.

Y lo digo porque soy uno de ellos...




Rafael


de Asturias

Pérez de Andés

por Jacinto Antonio
nieto de Ignacio, el asturiano
bisnieto de Jacinto Angel
tataranieto de Manuel
chozno de Pedro Antonio
que era hijo de Pedro Eusebio
que era hijo de Clemente
el hijo de Salbador

en El Franco, circa 1640...



y de Aquitania

Barneto

por María Dominga
nieto de Juan
bisnieto de Sévérin (Silverio), el francés
tataranieto de Jacques (Sieur de Barnéto)
chozno de Dominique
que era hijo de Bernard
que era hijo de Gracianne (Dame de Barnéto)
la hija de Bernard

en Masparraute, circa 1650...



y también


Arotxarena
Barzanallana
Belleret
Berhuet
Bermúdez
Cascaret
Catalpe
Curcio
d'Amestoy
Dauguerena
Díaz
Etchart
Fernández de Acevedo
Fernández de Moldes
Fernández de la Vega
Fitere
Franchón
García
Gayol
Goñi (Marqueses de Casa Blanca)
González
Gueracague
Guirette
Heguy
Jardón
Jauregui
Jouanteguy
Latxarán
López de Piedra
Loredo
Maiteneu
Méndez
Méndez de Andés
Menéndez
Mingrand
Moldes
Narbais
Noutary
Pagadoy
Pérez del Presno
Petran
Quagliariello
Quintal
Remonda
Riesta
Riga
Rodríguez
Salcedo
Salhart
San Julián
Suárez
Villamil
Yourieff



escudolujan

1536 -

Pago del Arbol Solo
Muy Noble y Leal Villa de Nuestra Señora de Luján
Ciudad de Luján

República Argentina